El comedor social deja de cocinar y se transforma en supermercado

Escrito por aranpress 21-12-2015 en Aranjuez. Comentarios (0)

Margarita Martínez. El comedor social de Aranjuez cambiará de modelo para transformarse en un supermercado de productos frescos y no perecederos, que atenderá a doscientos usuarios procedentes de familias necesitadas de la localidad.

Esta nueva situación se deriva de la renovación del convenio entre el Ayuntamiento y las Hijas de la Caridad, que han firmado hoy la alcaldesa de la ciudad, Cristina Moreno, y la visitadora de la provincia de Madrid San Vicente de Paúl de dicha congregación, María Eugenia González.

El nuevo convenio, que estará vigente durante el próximo año, contempla además el incremento de 9.000 a 20.000 euros de la partida presupuestaria municipal destinada a sufragar los gastos del comedor, a la que se suman las aportaciones de empresas y particulares.

La alcaldesa, Cristina Moreno, ha asegurado que "no solo aumentamos los recursos económicos, sino también la dignidad de los usuarios, porque ya no será necesario que las familias acudan con un 'tupper' a recoger los menús, y en su lugar podrán hacer la compra una vez a la semana como si fueran a un supermercado".

En este sentido, Moreno ha añadido que "el comedor distribuirá alimentos sin cocinar, una vez que se ha comprobado que no todos los usuarios se encuentran en situación de calle y que tienen capacidad de hacer la comida en casa".

Por su parte, María Eugenia González, como representante de las Hijas de la Caridad, ha destacado que "el comedor es un referente de la solidaridad, que ya predicó nuestro fundador, quien siempre fue audaz y creativo afrontando las necesidades que iban surgiendo".

Respecto al incremento de la ayuda económica del consistorio, la concejala de Servicios Sociales, Montserrat García, ha explicado que este se ha producido "porque habíamos detectado que ciertos alimentos no llegaban al comedor, como el aceite o el tomate, y a las familias no les puede faltar nada para poder cocinar".

La encargada de la gestión del servicio, Sor Virginia, ha añadido que "los productos que se recibirán frescos, como la carne y el pescado, se entregarán congelados a los usuarios para evitar su deterioro".

A través del convenio firmado hoy el Ayuntamiento se compromete además a seleccionar las familias beneficiarias en función de su situación socio-económica a través de los Servicios Sociales, así como a la obtención y transporte de los alimentos.

Las Hijas de la Caridad aportan la cesión de sus instalaciones de la Casa de San José, en las que se atiende diariamente a 200 personas, entre el programa de comedor social y el de alimentos no perecederos.