Blog de aranpress

SAVIA reclama judicialmente 164.000 euros a la empresa concesionaria de la ciudad de Las Olivas

Margarita Martínez. El Consejo de Administración de la Sociedad del Suelo y Vivienda de Aranjuez -SAVIA- ha aprobado reclamar judicialmente una cantidad de 164.634 euros a la empresa concesionaria de la gestión de la ciudad deportiva "Las Olivas", por no haberse hecho cargo de los costes de mantenimiento del edificio.

Los hechos se remontan al año 2010 cuando el entonces Gobierno Socialista adjudicó la gestión y mantenimiento del complejo deportivo a una empresa con domicilio social en Murcia. El contrato implicaba que la concesionaria correría con los gastos de los suministros de luz y gas, entre otros.

Sin embargo, durante ese mismo año y hasta 2011 la que se hizo cargo de los costes fue SAVIA, de la que era presidente el entonces alcalde del PSOE, Jesús Dionisio.

El actual vicepresidente de la Sociedad, el concejal de Urbanismo, Fernando Gutiérrez, asegura que "los socialistas, además de cargar a SAVIA con el pago de facturas que no le correspondían, decidieron modificar el contrato un año después de firmarlo".

La modificación supuso que los gastos de estas instalaciones debían ser abonados a partir de entonces por el Ayuntamiento, sin embargo, dichos costes también han sido abonados por SAVIA en los años sucesivos.

Por este motivo, según Gutiérrez, "el Consejo de Administración de la empresa local ha aprobado también solicitar al Ayuntamiento el pago de los 754.939 euros más IVA que SAVIA ha pagado por la electricidad de Las Olivas desde 2011 y que debieron ser satisfechos por el Ayuntamiento".

El concejal asegura que desde que el PP llegó a la Alcaldía se estuvieron reclamando los 164.000 euros a la concesionaria, pero al negarse esta a hacer frente a la deuda, es cuando se ha decidido emprender acciones legales contra ella.

En la sesión de SAVIA, celebrada el pasado lunes, el ex-alcalde socialista, Jesús Dionisio, dijo no recordar por qué se permitió a la empresa que no corriera con esos gastos de mantenimiento, según ha explicado Gutiérrez.

A ello se suma el problema de que al haber firmado el anterior gobierno un contrato de seis años con la concesionaria, el Ayuntamiento tendrá que seguir haciendo efectivos en los próximos tres años un total de 900.000 euros.

La propia Cámara de Cuentas aprecia en su informe, emitido el pasado mes de diciembre, que "se da en el contrato de gestión y explotación del complejo deportivo Las Olivas la concurrencia de diversas anomalías".

Añade que "no consta, durante los períodos fiscalizados, que se realizasen controles financieros, de eficiencia y eficacia, que evaluaran las condiciones económicas de la explotación del servicio", ya que el Ayuntamiento no ha percibido ingresos de la explotación de la infraestructura y ha asumido gastos.

El PSOE se negó a que la gestión de la Ciudad Deportiva fuese fiscalizada por la Cámara de Cuentas.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: